¿Ya fueron al Circo del Terror?

El Circo del Terror llega a Mérida, Yucatán.




El Circo de los Espantos, cuyo espectáculo ha sido cancelado por ‘satánico’ en otras partes del país, ha llegado a Mérida.

Pese a que ofrece funciones aptas para toda la familia, en redes sociales algún sector conservador de la sociedad meridana ya se ha manifestado en contra de este circo, que se ubica Junto a Chedraui Norte, frente a la Gran Plaza.

Realiza una gira por el sureste y precisamente en este recorrido el espectáculo fue cancelado en Córdoba, Veracruz, donde las autoridades municipales le suspendieron el permiso otorgado tras justificar que un grupo de ciudadanos lo consideró como “satánico” y de “ocultismo”.

El área de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Córdoba justificó la cancelación con haber recibido 150 firmas que rechazaban se realizará el evento en esa ciudad..

El circo, como muchos otros, tuvo que innovar para sobrevivir, después de la ley que prohibió animales y fue como nació este espectáculo.

En su página de Facebook señala que no tiene nada de satánico y aclara que el espectáculo no tiene nada que ver con el Circo de los Horrores, que es español y sí tiene otro contexto.


Antes de llegar a Mérida, el circo estuvo en Ciudad del Carmen y Campeche, donde no tuvo problemas.

En la capital yucateca se estrenó el viernes pasado y ha tenido notable aceptación.

Según quienes han asistido a las funciones, el espectáculo es variado, con actos propios de los circos, pero con el personal disfrazado y la escenografía acorde al tema que promueve dicha empresa.

Los payasos están maquillados de tal forma que en realidad a muchos les da miedo, no risa, pero eso es el atractivo del circo.

Los precios para el espectáculo son de $100 en él área de ‘fosa común’; Crematorio, $200; Cripta Lateral, $300 y Cripta VIP, 400.
Ofrece dos funciones diarias
@FormalPrisión


(2136)

Redacción PincheLunes

Personas realmente molestas con este país y el mundo

También te podría gustar...

error: Hola =) Mejor navega un poco mas.