Acoso sexual en el corazón de la ONU

La Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, también conocida como ONU-Mujeres, es la división más joven del organismo; fue fundada en 2011 para establecer estándares globales con el objetivo de buscar la igualdad de género.

Por ello, resultó muy desconcertante saber que, desde hace 13 meses, existe una investigación en curso sobre mala conducta sexual en relación con un asesor de alto nivel. Un vocero de ONU-Mujeres no proporcionó el nombre de la persona investigada, pero el organismo reconoció que el individuo aún está en la nómina, aunque “actualmente no desempeña ninguna función activa”.

Sin embargo, Newsweek logró averiguar, a partir de cinco fuentes que tienen conocimiento de la investigación, que esa persona es Ravi Karkara, asesor de alto nivel de un ex subsecretario general de Naciones Unidas, y que está acusado de utilizar su prestigio y su puesto para acosar sexualmente a, al menos, ocho hombres. Las acusaciones de mala conducta sexual incluyen comentarios, gestos obscenos, tocar o agarrar los genitales de un subordinado en un cuarto de hotel. Karkara también está siendo investigado por acoso no sexual y abuso de poder con sus subordinados, dentro y fuera del lugar de trabajo. (Karkara no respondió a nuestras solicitudes de entrevista realizadas a partir de diciembre de 2017). Purna Sen, vocera de Naciones Unidas sobre ataques sexuales, dijo que la organización tenía “un trabajo que hacer” para reformar su cultura y restaurar la confianza.

Mandy Sanghera y Kerry Gibson, activistas internacionales de derechos humanos y campeonas de Planet 50-50 de ONU-Mujeres, dijeron a esta revista que la acusación original había sido presentada por Gibson y una presunta víctima. Hablando desde su hogar en Londres, Sanghera califica a Karkara como “un depredador” y afirma que “lo que finalmente está saliendo a la luz es un largo patrón de conducta sexual inadecuada”.

Aashish Khullar, exsocio organizador del Grupo Mayor de Naciones Unidas para la Infancia y la Juventud, afirma que habló personalmente con “siete u ocho” jóvenes que informaron sobre distintos niveles de mala conducta sexual cometida por Karkara. También habló con varios investigadores de la Oficina de Auditoría e Investigación del Programa de Desarrollo de Naciones Unidas. Dijo, en una llamada telefónica realizada en Boston, que “entre todas las personas que han trabajado con él, impera la sensación de que la mala conducta sexual era su modus operandi. Nadie se sorprendió cuando esto fue planteado de manera formal”.

‘PREPÁRATE… Y PRACTICA’

Steve Lee, un activista en política pública de 25 años quien ha dirigido discursos a Naciones Unidas y era miembro del Grupo Mayor para la Infancia y la Juventud, es uno de los acusadores de Karkara. Lee habló con Newsweek y reveló su nombre con la esperanza de que Naciones Unidas invierta más en la instrumentación de la política contra el acoso sexual, así como en recursos humanos y prácticas de contratación.

Lee conoció a Karkara en 2009, cuando tenía 16 años, y era delegado de Unicef. Sólo eran conocidos hasta enero de 2016, cuando Karkara invitó a Lee a unirse a un grupo de política pública del que era copresidente. Conforme Lee comenzaba a trabajar más estrechamente con ONU-Mujeres y con el grupo de Karkara, comenzó a sentirse agradecido, pero también incómodo. Lee afirma que era ingenuo, un cristiano devoto con poca experiencia en las relaciones (sentimentales), hechos en los que Karkara insistía en mensajes de texto, por Skype, en las redes sociales y cada vez que ambos se veían. Lee afirma que ambos se reunieron en 10 eventos en la Ciudad de Nueva York y en Canadá durante los siguientes 15 meses.

Un día, Lee condujo durante varias horas desde Ottawa hasta Montreal para reportarse con Karkara, a quien Lee consideraba su mentor. Karkara, que estaba en la ciudad para pronunciar un discurso en la Universidad McGill, se hospedaba en el Hotel Omni Mont-Royal, y, según relata Lee a Newsweek, le ayudó con sus maletas hasta su habitación. Cuando las puertas se cerraron, Karkara y Lee se quedaron solos, lo que hizo que Lee se pusiera nervioso. Siempre que estaban solos, dice, Karkara hacía comentarios y gestos inapropiados, y en ocasiones le pedía sexo oral, insinuando que sería el pago por todo lo que Karkara había hecho por él. En varias capturas de pantalla vistas por Newsweek, Karkara le envió a Lee el siguiente mensaje de texto por WhatsApp: “Prepárate. Practica. Mira videos… y mándame enlaces de cosas que te gusten”.

En el cuarto de hotel de Montreal, Karkara le preguntó a Lee, ¿ves porno?, ¿de qué tipo?, ¿qué piensas de ello?, ¿eres sexualmente activo?, ¿te masturbas?, ¿has estado practicando? Lee dice que rió y le pidió al diplomático que por favor dejara de hablar así. Karkara había tomado la computará portátil de Lee y miraba lo que había en ella. Cuando Lee estiró el brazo para quitársela, Karkara le tocó los genitales por encima del pantalón.

“Hace esto con muchos jóvenes, y realmente no creo que lo que busque sean favores sexuales”, dice Lee. “Disfruta el hecho de que se encuentra en un puesto de tan alta autoridad que puede hacerlo y ellos realmente no pueden hacer nada al respecto”.

Lee se zafó y antes de salir de la habitación, Karkara le hizo una pregunta perturbadora: ¿Esta fue tu primera vez?

ANIMAL POLÍTICO

(11)

Redacción PincheLunes

Personas realmente molestas con este país y el mundo

También te podría gustar...

error: Hola =) Mejor navega un poco mas.